Cara y cruz para el tenis español

Fotografía: COE

Cara y cruz para el tenis español

Carla Suárez se despide del tenis olímpico. Muguruza y Badosa únicas representantes españolas.

Día agridulce para el tenis español tras las alegrías de ayer. Tan sólo ganaron sus encuentros individuales Muguruza y Paula Badosa. Los dos partidos de dobles acabaron con derrota y, en consecuencia, llegó la despedida de Carla Suárez, quien no pudo reprimir las lágrimas al acabar el encuentro junto a Garbiñe.

Los partidos de individuales comenzaron con la incertidumbre de si podrían disputarse debido a las lluvias que asomaban desde ayer. Las sufrieron las atletas del triatlón femenino a primera hora de la mañana y continuaron de forma intermitente. Finalmente, tras varios retrasos comenzaron los encuentros de cuartos de final.

Garbiñe Muguruza fue la primera en saltar a la pista y fue un verdadero tifón para su rival. No cedió la española en ningún momento, hizo el mejor partido de lo que lleva de competición y arrasó a Van Uytvanck en dos set (6-4 y 6-1).

Sara Sorribes fue la siguiente en disputar su partido de octavos de final. La española cayó ante Pavlyuchenkova (cabeza de serie nº13) por 1-6 y 3-6. Se despedía entre lágrimas de su primer participación en unos Juegos Olímpicos.

La última en jugar fue Paula Badosa, quien doblegó a su rival Podoroska por 6-2 y 6-3. Gran partido de Paula para dejar a la argentina fuera de la lucha por las medallas.

A Garbiñe y Paula les queda sólo un pasito más para poder optar a las ansiadas medallas. Cada una va por una parte del cuadro, por lo que, de seguir ganando sus partidos, se verían las caras en una hipotética final, algo inédito para el tenis español.

Derrotas para las dos parejas

Tras jugar los partidos individuales llegó el turno de asociarse y disputar los dobles. El primero fue fue el de Suárez / Muguruza – Bencic / Golubic. Empezaron muy bien las españolas adjudicándose el primer set por 6-3, pero las suizas no se vinieron abajo y reaccionaron haciendo un gran segundo set. Con la igualdad se disputó el super tie-break, que también tuvo emoción hasta el final. Las suizas  aprovecharon la oportunidad y lograron la victoria por 11-9. La pareja española no pudo reprimir las lágrimas al tratarse del último partido que disputaban juntas.

Posteriormente, se enfrentaron Badosa / Sorribes – Krejcikova / Siniakova. Las checas, favoritas para ganar el doble, se llevaron el primer set en apenas 30 minutos por 6-2. En el segundon ya se veían ganadoras, gozando de varios puntos de partidos, pero las españolas dieron guerra y consiguieron revertir la situación para forzar el super tie-break, pero no tuvieron suerte y terminaron cayendo por 10-5.

Finalmente, Pablo Carreño y Paula Badosa serán quienes disputen el cuadro de dobles mixto. Se enfrentarán la jornada del 28 de julio ante Swiatek / Kubot.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en las redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *