selección española balonmano

Fotografía: marca.com

España empieza con mal pie el Europeo

La selección española se estrenó en el Europeo 2020 de Dinamarca con un derrota ante Rusia por 31-22. El pabellón  Jyske Bank Boxen empezó rindiendo un minuto de silencio en memoria de Juan de Dios Roman, que fue presidente de la RFEB.

Abrían el marcador las rusas, a lo que rápidamente España respondía con un gol desde los siete metros de su capitana, Carmen Martín. Poco después, tres perdidas consecutivas de las de Ambros Martín daban alas a las españolas para comenzar dominando su primer encuentro de este Campeonato de Europa de Dinamarca.

En los primeros diez minutos, las guerreras estuvieron muy enchufadas en el partido resolviendo con comodidad las diferentes situaciones del encuentro. Aunque las imprecisiones aparecían en el juego de las visitantes permitiendo a las rusas recortar la distancia a 1 tanto en el luminoso.

Cumplida la mitad de la primera parte se ponía en tablas el marcador. Los sucesivos errores de ambos equipos, que convirtieron el partido en un correcalles. A falta de dos minutos para el descanso, España sufría una doble exclusión que dejaba al equipo en inferioridad en los peores momentos de juego.

La situación se complicaba para las actuales subcampeonas del mundo, pues a 24 segundos de la conclusión perdían por un tanto. Con el balón en manos rusas, un gol de Ilina Ekaterina ponía el 13 a 11 dando la vuelta a un resultado en contra durante la mayor parte del primer tiempo.

En la reanudación, las selección nacional no conseguía volver a tomar la delantera. La falta de efectividad y las perdidas eran aprovechadas por sus rivales que sacaron ventaja en el marcador. La segunda parte realizada por la selección rusa les hacía imparables. El técnico de Granollers aprovechaba para dar minutos a las nuevas incorporaciones dando entrada a Lysa Tchaptchet; que debutaría con las Guerreras anotando su primer gol.

Los robos de balón impedían una mayor renta en el lado ruso que, a diez minutos para el final, se distanciaba por siete goles. Poco ayudaba la actuación de Shedoykina bajo los palos, que según transcurrían los minutos parecía hacerse más fuerte, esto provocaba que las Guerreras se quedaran estancadas en el gol 19 durante casi siete minutos.

Con una España que no se acababa de encontrar su sitio frente a una Rusia inspirada se llegaba a al final del choque con un resultado en contra de 31 a 22 que amargaba el debut de las Guerreras en el Campeonato de Europa.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en las redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *