Gemma Mengual

Fotografía: rtve.es

Gemma Mengual, la sirena inolvidable

La exnadadora siempre será un mito español.

Es difícil hablar de Gemma Mengual y no pensar en la historia del deporte español. La catalana demostró durante toda su carrera que merecía ganar todas y cada una de las medalla que ahora posee.

Gemma Mengual comenzó con la natación sincronizada con tan solo 8 años. El amor hacia este deporte le venía porque le encantaba el agua y  por una prima suya que lo practicaba. Tanto le gustaba que convenció a sus padres para le inscribieran en el Club Natación Kallipolis (Barcelona).

Siempre se le consideró una deportista muy explosiva, con gran potencia en los brazos y las piernas, siempre fue muy ágil y flexible en el agua, siempre destacó lo expresiva que era en su coreografía. Ver nadar a Gemma era cómo ver un espectáculo que no querías que acabara nunca.

En 1992 empezó a entrenar con la famosa Anna Tarrés para el equipo nacional. Tan solo dos años después se convirtió en subcampeona juvenil de Europa.

Y así fue el principio de una carrera llena de medallas, 7 medallas en torneos europeos, 20 medallas en campeonatos del mundo y cuatro en copas del mundo. Pero fue en los Juegos Olímpicos de Pekín donde consiguió su mayor logro profesional, logrando llevarse la plata en dos ocasiones.

“Me retiro porque ya he dado todo lo que podía dar a este deporte”. Así anunció su retirada en el año 2012 la nadadora a tan solo unos meses de Juegos Olímpicos de Londres. Pero la catalana todavía podía ofrecer más a este deporte y en el año 2016 volvió al agua para competir junto con Ona Carbonell. No consiguieron llegar al podio pero tuvimos la suerte de volver a verle hacer magia en el agua.

En España está considerada una leyenda, en el 2005 recibió el Premio Nacional del deporte a la mejor Deportista Española y en el 2007 le concedieron la Medalla del Oro,  Real Orden del mérito deportivo.

Todo lo que ha logrado ha sido gracias al grandísimo esfuerzo que realizó durante toda su carrera. “La suerte se llama trabajo”, y es que su palmarés lo demuestra. Al principio de su carrera la natación sincronizada era algo prácticamente desconocido pero a día de hoy su popularidad ha crecido bastante en nuestro país y en gran parte debemos agradecérselo a Gemma Mengual. La exnadadora es una figura inolvidable porque ha sido sin ninguna duda una de las mejores en su deporte y continúa siendo una referente a nivel mundial.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en las redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *