Laura Barquero, el presente del patinaje sobre hielo

Fotografía cedida por Laura Barquero

Laura Barquero, el presente del patinaje sobre hielo

Laura Barquero es patinadora sobre hielo, compite a nivel profesional junto a su pareja de artístico Ton Cónsul. A pesar del poco tiempo que llevan juntos han logrado ser Campeones de España y representar al país en Europa. El coronavirus truncó su gran ilusión de competir en el Mundial de Canadá, que se debía celebrar en marzo. Además del patinaje sobre hielo, Laura estudia danza en la Universidad de Murcia.

Desde el confinamiento en su Madrid natal, nos ha contado cómo empezó su pasión por el patinaje y las sensaciones que siente al estar sobre el hielo, sus inicios…

Los meses de febrero y marzo estaban previstos algunos campeonatos, incluido el Mundial, ¿habéis podido disputarlos con normalidad?

Antes del Campeonato del Mundo teníamos una competición en Holanda, de allí nos fuimos a Rusia porque teníamos otra y desde allí teníamos pensado volver a Italia, que es donde entreno, para viajar directamente al Campeonato del Mundo, pero con todo esto del Covid-19 tuvimos que olvidar Italia por cómo estaba ya la situación allí y volar a Madrid porque no podíamos volver tal como estaba la situación allí.

De Madrid nos fuimos a Canadá. Llegamos y dos días después nos comunicaron que se cancelaba. Fue un palo muy grande. Nos tuvimos que volver a casa, a Madrid, porque ya habían cerrado las fronteras en Italia y aquí estoy desde entonces.

¿Cómo llevas el confinamiento?

Es duro para todos supongo, pero también porque me hubiese gustado acabar la temporada de otra manera. Queríamos haber disputado ese Campeonato del Mundo, pero la verdad es que lo estoy llevando bastante bien. Me mantengo muy entretenida. Estudio Danza en la Universidad de Murcia (UCAM) y estoy aprovechando para estudiar, porque ha sido un año muy intenso, con muchas competiciones. A la vez entreno como puedo, dentro de casa. No me aburro porque tengo muchas cosas que hacer. Al vivir en Italia casi nunca veo a mis padres y estoy aprovechando para estar con ellos.

¿Cómo haces para entrenar estos días?

Cada día quito la mesa, las sillas y además en el patinaje sobre hielo como lo que hacemos son giros, saltos… lo que estamos haciendo es conectarnos con los chicos del club, los entrenadores y hacemos video-llamadas y hacemos clase de gimnasia, salto, ballet. Lo hacemos todos juntos y se hace más ameno. No es lo mismo hacerlo tú sólo que hacerlo todos en grupo.

Ahora que ya podemos salir, estoy aprovechando para salir a correr, pero antes nada. He tenido que hacer muchos ejercicios estáticos y es más complicado porque en un espacio tan pequeño tampoco puedes hacer grandes cosas. Te puedes apañar para hacer ejercicio, pero no es lo mismo que tener mucho espacio donde puedes hacer movimientos más amplios. Se ha hecho lo que se ha podido.

“El patinaje es un deporte en el que las sensaciones se pierden muy rápidamente”

¿Qué es lo que más echas de menos estos días?

Me falta la pista de hielo, que es fundamental para nosotros, la sensación de estar en el hielo, de patinar. Al fin y al cabo, el patinaje es un deporte en el que las sensaciones se pierden muy rápidamente. Yo lo siento muchísimo y si estoy dos semanas sin patinar, es como que las sensaciones cambian y cuando vuelves es diferente. Ahora que llevo dos meses sin hacerlo la verdad es que lo hecho muchísimo de menos y no sé cómo será cuando vuelva.

Los deportistas tenéis permiso para poder salir a entrenar desde el día 4 de mayo…

Los deportistas de alto rendimiento podemos salir a la calle a la hora que queramos, pero las pistas de hielo continúan cerradas en España. Yo entreno en Italia y estoy esperando a ver cuándo puedo volver porque de momentos los vuelos siguen restringidos. Estoy a la espera de que me digan algo.

Inicios

Ese es tu día a día ahora, pero ¿cómo comenzó todo? ¿Qué te hizo decantarte por el patinaje?

Con 6 años empecé a patinar porque vivía en Madrid, y a pesar de que me gustaban todos los deportes, la pista de hielo la tenía al lado de mi casa. Practicaba muchos deportes y me apunté a patinaje con mis primas y me pareció muy divertido, al ir con ellas me lo pasaba muy bien. Empecé a ir a entrenar cada vez y mis entrenadoras me dijeron que si me quería meter en el club y así empecé poco a poco. Al final mis primas se desapuntaron y yo me quedé.

¿Qué cualidades destacan en ti para dedicarte al patinaje?

Desde pequeña siempre he sido una niña muy activa. Estaba siempre jugando a cualquier deporte, siempre saltando, corriendo, haciendo volteretas. He sido siempre muy flexible. Con mucha capacidad de realizar los ejercicios que me pedían. El patinaje es muy duro, pero me gusta mucho y he puesto mucho esfuerzo en ello. Tienes que esforzarte mucho y es importante porque siempre van a haber obstáculos por el camino, pero si te gusta vas a sacarlo adelante.

¿Cuántas horas dedicas a entrenar?

En Italia entreno con otros deportistas de 8 de la mañana a 4 de la tarde, muchas horas, es un centro especializado dedicado a patinaje sobre hielo. Hacemos horas de hielo donde practicamos en pareja, saltos, horas de gimnasia, ballet, saltos fuera del hielo.

Es muy importante hacer horas de hielo, pero también combinarlas con horas fuera de él, como el ballet, los brazos, la interpretación, preparación física… y todo al final es importante.

“Ha sido impresionante lo que ha hecho para el patinaje español (Javier Fernández)”

¿Quiénes fueron tus referentes, teniendo en cuenta la escasa visibilidad de este deporte?

Javier Fernández (responde rápida y con admiración en su tono de voz). Siempre ha sido mi ídolo porque ha sido una figura importantísima en este deporte. Ha sido impresionante lo que ha hecho para el patinaje español. Le conozco y es una buenísima persona, lo admiro como patinador mucho.

Tengo otros, yo hago artístico en pareja y por ejemplo me gustan mucho Aliona Savchenkoy Bruno Massot, no son los únicos, tengo muchos y al final cada persona tiene algo que me gusta.

Presente

Llevas apenas unos meses con tu nueva pareja Tòn Cónsul, ¿qué es lo que más valoras de él?

Es un patinador muy bueno, me llevo muy bien con él. Le conozco desde que éramos pequeños. Antes patinaba con Aritz Maestu, pero cuando lo dejamos empecé a patinar con Tòn porque él también hacía parejas y hay muy pocas en España. Sólo somos nosotros en patinaje artístico y otra pareja más. Él lo dejo con Isabella Gámez, su anterior pareja, y también estaba buscando a alguien. Al final decidimos, junto con la Federación, formar pareja juntos. Nunca habíamos patinado juntos. Él vino desde Barcelona a hacer una prueba en Italia, donde yo estaba entrenando, nos compenetramos muy bien y decidimos empezar a formar pareja.

Fotografía cedida por Laura Barquero
Fotografía cedida por Laura Barquero

Os estrenasteis con una medalla de plata en Kazajistán, un bronce en Italia y el campeonato de España. En el Europeo acabasteis en el puesto 14, ¿cómo valoras este resultado?

En ese primer campeonato conseguimos ya la mínima para el Europeo y el Mundial, así que estábamos muy contentos. Hay unas puntuaciones mínimas en patinaje sobre hielo que hay que conseguir en algún campeonato internacional, con ello consigues una plaza para tu país en el de Europa y en el del Mundo. Quien queda primero en el Campeonato de España va al Europeo.

Conseguimos el puesto 14, y quedamos muy contentos. Nuestro objetivo era llegar al de Europa y al del Mundo, aunque no hemos podido competir allí. Ya estar allí con los mejores patinadores, haber pasado al programa largo, que era difícil, ya fue muy importante para nosotros. Era nuestro primer campeonato de Europa juntos, te llevas esa experiencia e intentas hacerlo lo mejor posible.

¿Qué es lo que más trabajáis en conjunto?

Normalmente entrenamos juntos y hacemos elementos en pareja y luego en los programas. Trabajamos en la coreografía y aparte horas individuales donde trabajamos los saltos

El Mundial fue la última cita importante que se tuvo que cancelar, ¿sabéis cómo se resolverá este parón en cuanto al tema de las competiciones?

Pensaron en posponerlo, pero al final han decidido que no porque sino iban a coincidir dos en un mismo año. Era la última prueba y una vez termina se acaba la temporada. Normalmente empezamos a hacer competiciones a mediados de septiembre, con pretemporada en verano.

“Nosotros vamos a intentar trabajar lo máximo posible y llegar hasta ahí, esperamos lograrla”

El nivel superior, después de la cita mundial, son los Juegos Olímpicos de Invierno, ¿qué se necesita para poder asistir a éstos?

Para ir a unos Juegos de Invierno, tienes que conseguir una posición en el Mundial y, en caso de no lograrla, hay una especie de repesca en una competición que se celebra en Obersdorf (Alemania) donde también puedes conseguir plaza. Se consigue en el año anterior a las Olimpiadas. Nosotros vamos a intentar trabajar lo máximo posible y llegar hasta ahí, esperamos lograrla. Con Aritz nos quedábamos muy cerca, pero solo llevábamos medio año y no podíamos competir en el Mundial por la diferencia de edad, al no poder estar en la misma categoría. Fuimos a Obersdorf y casi logramos el billete olímpico.

Beca Podium

Eres una de las deportistas integradas en el Programa Podium, ¿en qué influye tener una beca como esta?  ¿Cómo os ayuda a los deportistas tener este apoyo?

Para nosotros es muy importante y le damos las gracias por todo lo que nos están ayudando, incluso en estos momentos difíciles siguen apoyándonos. Al fin y al cabo, estar allí, para nosotros es un gasto muy grande, todas las competiciones que hacemos… Tenemos firmado un contrato que nos ayuda mucho a poder seguir con este deporte. Se agradece muchísimo.

Futuro

¿Qué crees que necesita el patinaje sobre hielo para seguir atrayendo a niñas?

Creo que es muy importante que se difunda más. No hay mucha visibilidad y es importante que se conozca más el deporte, que haya más gente que lo practique. En otros países es muy reconocido, con mucha gente que lo practica y muchos llegan a ser muy buenos. En España casi nadie. Los campeonatos no se televisan, a excepción del Campeonato de Europa o del Mundo, pero hay muchos más a lo largo de la temporada. Gracias a la figura de Javier Fernández se conoce un poco más. Lo que ha hecho es una cosa impresionante que no sé si se volverá a repetir en la historia, pero vamos a intentar seguir manteniendo ese nivel con todas nuestras fuerzas y que tenga más valor en este país.

¿Por qué recomendarías la práctica de este deporte?

Porque se debe considerar un deporte muy bonito, pero a la vez también muy duro. Yo recomendaría a todo el mundo al menos a probarlo porque es muy divertido. La sensación de estar en el hielo, de hacer esa cantidad de elementos que tiene el patinaje… a mí me encanta. Es como una danza sobre el hielo y además de ese aspecto artístico como el ballet tiene otros grandes elementos que lo potencia: elasticidad, potencia, fuerza…

También creo que debería haber más pistas en España, centros especializados para su practica.

Por último, ¿te ves en 2030 compitiendo?

Me encanta el patinaje sobre hielo, dedicarme a ello. Siempre me ha gustado y me gustaría seguir lo máximo posible, ahora no me veo no haciéndolo, así que espero que sí.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en las redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *