Lydia Valentín

Fotografía: SportYou

Lydia Valentín: El éxito no es cuestión de género

Como su lema dice: ” La realidad superó al sueño”. Todo lo que ha conseguido Lydia Valentín podría parecer una ilusión pero no hay nada más real que sus más de treinta medallas.

Lydia Valentín Pérez nació en Ponferrada el 10 de Febrero de 1985. Es una deportista española que practica halterofilia en la modalidad 75 kg. Lydia es un ejemplo de superación por todo lo que ha logrado, y ha demostrando que la halterofilia no sólo es un deporte de hombres.

Ha participado en un total de 3 Juegos Olímpicos, donde consiguió el 5º puesto en la categoría de 75 kg levantando 250 kg en Pekín 2008; en Londres 2012 quedó en 4º posición en la misma categoría levantando un total de 265 kg, y se quedó a tan sólo 4 kg del bronce. Esta vez, los positivos por dopaje de las tres rivales que ocuparon el podio, detectados cuatro años después por la Federación Internacional de Halterofilia, la convirtieron en campeona olímpica: título que posee tras recibir la medalla de oro en la sede del COE el 28 de febrero de 2019. En Río 2016, consiguió la medalla de bronce tras levantar 257 kg.

Pero Lydia Valentín no solo puede presumir de medallas olímpicas. La deportista ponferradina ha triunfado a nivel Europeo y Mundial, consiguiendo que se empezara a hablar de halterofilia femenina en España.

Ha participado en numerosos Campeonatos Mundiales, pero fue el del 2017 en el que Lydia hizo realidad otro de sus sueños y se proclamó por primera vez campeona mundial de halterofilia, levantando un total de 258 kg.

Pero este oro no pareció saciar a la haltera, y en 2018 volvió a repetir la hazaña. Debido a unas molestias físicas decidió competir en la categoría 81 kg en vez de su categoría habitual (75 kg). Un cambio que le hizo sentir de todo menos incómoda y consiguió por segundo año consecutivo subirse a lo más alto del podio.

Y si a nivel mundial ha triunfado, en Europa no iba a ser menos. Logró su primera medalla continental de bronce en 2007, en 2008 consiguió mejorar su resultado, consiguiendo la medalla de plata, y en 2009 volvió a conseguir el bronce.

En el Europeo de 2011 quedó en el tercer puesto con las marcas de 122 kg en arrancada y 142 kg en dos tiempos, con un total olímpico de 264 kg. Al año siguiente obtuvo su segunda medalla de plata, con un total olímpico de 260 kg y en 2013 la tercera con un total olímpico de 255 kg.

Fue en el Europeo de 2014 donde se proclamó campeona continental, con 121 kg en arrancada y 147 kg en dos tiempos, con un total de 268 kg. Título que revalidó al siguiente año, en el Europeo de 2015, con 118 kg en arrancada, 145 kg en dos tiempos y con un total de 263 kg. Y aunque en los años siguientes no pudo llevarse la valiosa medalla, Lydia Valentín cumplió el dicho de “no hay dos sin tres” y en el 2017 volvió a convertirse en campeona de Europa, por tercera vez en su carrera.

Con todo esto solo cabe decir que Lydia Valentín es una estrella, a la que todavía le queda mucho por brillar y demostrar. La leonesa es una deportista ejemplo y referente, que ha puesto en el punto de mira a la halterofilia femenina, demostrando, una vez más, que el deporte no es cuestión de género, sino de ganas, lucha y sacrificio.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en las redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *