Maialen Chourraut piragüismo

Fotografía: www.marca.com

Maialen Chourraut, una brava bicampeona olímpica

Maialen Chourraut es leyenda, la gran referencia española del piragüismo. Nació en Lasarte-Oria un pequeño pueblo de apenas 20.000 habitantes, situado a escasos 8 kilómetros de la capital guipuzcoana, San Sebastián. Es Diplomada en Ciencias Empresariales, pero nunca ha ejercido. Lleva desde bien pequeña entrenando y compitiendo en el deporte que es su vida: el piragüismo, concretamente en la especialidad de Slalom.

Sus primeros pasos en este deporte se remontan a la edad de 11 años, cuando comenzó en la playa de la Concha de San Sebastián. Allí realizó el cursillo de verano que se organiza y le cogió tanto gusto que volvió a repetir al año siguiente. El entusiasmo y la pasión por la piragua le llevaron a formar parte del Club Atlético San Sebastián en la Sección de Aguas Bravas.

En el año 2000 fue llamada para competir en el Campeonato del Mundo junior, que se celebró en Bratislava. A pesar de su edad, saltó al Equipo Nacional Absoluto. Desde entonces, cada año compite como representante estatal en los campeonatos internacionales. Tan sólo 4 años después de ingresar en el equipo, consiguió su primera medalla, de plata, al proclamarse subcampeona de Europa sub23. Desde entonces no ha parado de sumar metales y diplomas.

“Esa perseverancia me hace creer que la próxima vez lo puedo hacer mejor”

Su primera participación en unos Juegos Olímpicos se produjo en Pekín 2008. No logró el resultado que esperaba, pero su filosofía la hizo levantarse y continuar “esa perseverancia me hace creer que la próxima vez lo puedo hacer mejor”. Tanto fue así que al año siguiente consiguió el subcampeonato del Mundo en La Seu d’Urgell, lugar donde entrenaba habitualmente y que le imprimió una doble motivación.

Gracias a éste y a los siguientes grandes logros, como el bronce en el campeonato del Mundo, o los dos oros logrados en las etapas de la Copa del Mundo K1 en Cardif y Pau, se colocó entre las 5 mejores palistas del mundo. Llegó a sus segundos Juegos Olímpicos como una de las favoritas. En Londres 2012 consiguió resarcirse del puesto 16º de Pekín y se subió al tercer escalón del podio, convirtiéndose en historia olímpica al obtener la primera medalla para el piragüismo español de aguas bravas.

Culminó un año importante en su carrera y en 2013 cumplió su deseo de ser madre, dando ejemplo de que una deportista puede combinar su carrera con la familia. Estar embarazada no le impidió seguir entrenando, de hecho, es curioso lo que cuenta “yo pude entrenar hasta dos días antes del parto…”

Apenas un mes después de tener a Ane, la familia al completo (su marido, Xabier Etxaniz, es también su entrenador) se reorganizó para seguir con la rutina de los entrenamientos. Volvió a trabajar duro, a entrenar y tener claros sus objetivos. Los consiguió y volvió al Top 3 mundial. Fue subcampeona de Europa por Equipos y escaló hasta la primera posición para hacerse con el Campeonato del Mundo de La Seu d’Urgell. Ya en 2015 logró otro de los títulos importantes en su trayectoria, el Campeonato de Europa, disputado en Alemania y con ello la plaza olímpica para Río.

El bronce de Londres le supo a gloria, pero aún mejor le supo, a ella y a todos los españoles, la ansiada medalla de oro.

La pasión que Maialen Chourraut siente por el piragüismo, por el K1, sus logros, son ejemplo para el deporte y los aficionados. Ya está clasificada para los próximos Juegos Olímpicos de Tokio y esperamos verla competir el próximo verano. Su incansable esfuerzo y su ilusión harán que estemos pendientes de esas bajadas que realiza por las aguas bravas. Pase lo que pase, ella ya es leyenda.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en las redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *