Portada Depor - Valencia Copa Reina

Fotografía: Riazor.org

Noche mágica en Riazor

El Deportivo escribe un nuevo capítulo en su historia volviendo a jugar en Riazor con victoria ante el Valencia en octavos de la Copa de la Reina.

El Deportivo Abanca ha vuelto a Riazor por todo lo alto, ganando en octavos de final de la Copa de la Reina al Valencia con goleada. El equipo coruñés no jugaba en el estadio blanquiazul desde la época del Karbo, por lo que esta cita tenía una especial importancia más allá de la propia competición en sí. Fue un partido y una noche incluso más mágica de lo esperado. El Deportivo no sólo ha escrito una nueva página en su historia, sino que lo ha hecho con una goleada de 7-2 incluida. 

Ambientazo en Riazor. Más de 7.500 deportivistas llenaron las gradas para poder vivir en primera persona el primer partido del Deportivo Abanca en el templo coruñés. Y el equipo no decepcionó. Las blanquiazules se enfrentaban al Valencia, décimo cuarto en la clasificación de Primera Iberdola, en octavos de final de la Copa de la Reina. Una eliminatoria a partido único  y en casa que había que ganar sí o sí. El dominio de las de Manu Sánchez y una Peke imparable, con 3 goles y una asistencia, fueron las claves de la victoria.

El partido comenzó con un Depor dominante, que materializó pocos minutos después del pitido inicial. Peke, tan rápida como siempre, llegó a la línea de fondo y dio un pase a Athenea que la número nuevo convirtió en el primer tanto del Deportivo. Poco duraría el 1-0 en el marcador, e intercambiando papeles, fue Athenea la que dio en esta ocasión el pase a Peke. La delantera recortó a una de las defensas rivales y batió a la portera del Valencia.

El Valencia no se durmió, y reaccionó con su primer gol, obra de Guerrero. Con la confianza de marcar, el Valencia empezó a encontrar espacios y el posesión y dominio empezó a repartirse entre ambos equipos. Pero volvió a aparecer Peke, engrandecida en Riazor, que aprovechó un balón que quedaba suelto para marcar el 3-1 con el que el partido se fue al descanso.

Foto artículo Depor Valencia Copa Reina
Fotografía: RCDeportivo

De vuelta al campo, el Valencia parecía que había recargado las pilas en los vestuarios, porque salió con una actitud totalmente diferente. La posesión caía en las visitantes, que apenas tres minutos después de comenzar la segunda mitad, acortaron distancias. Mari Paz, tras un centro de Calligaris, remató sola en el segundo palo. El resultado se ajustaba, pero Peke y Athenea sabían muy bien qué hacer, y la primera firmó el hat-trick gracias, de nuevo, a una asistencia de la número nueve.

Y a partir de ahí fue un no parar. Peke otra vez, espectacular en todo el partido, hizo el 5-2. A punto estuvo el Valencia en el minuto 77 de marcar el tercero que les metía aún dentro del partido. Coleman se fue por velocidad y se quedó solo ante Sullastres, pero finalmente la echó fuera. Fueron las blanquiazules las que volvieron a marcar. Primero Tere Abelleira en el 81 y ya al borde del final del partido María Méndez tras un córner.

El Deportivo se creció en Riazor, ofreciendo un espectáculo de goles a todos los asistentes. Con esta victoria, el equipo coruñés escribe de la mejor manera posible este nuevo capítulo en su historia y se clasifica en cuartos de final de la Copa de la Reina.

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en las redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *