Fotografía: La Oral Deportiva

¿Podrá el coronavirus con el deporte femenino?

La situación actual que se está viviendo en el mundo a causa del Coronavirus ha puesto en el punto de mira al deporte femenino, ¿tendrá repercusiones económicas irreversibles?

 

El Coronavirus llegó sin avisar, nadie preveía que algo así iba a llegar para arrasar con todo por donde pasaba. El Covid-19 ha paralizado por completo el mundo del deporte. Todas las competiciones, ligas y torneos fueron cayendo, uno a uno, tarde o temprano, y ninguno, por mucho que más de uno intentó resistir, soportó las consecuencias de este virus.

Con estado de alarma decretado y confinamiento como norma, todo deportista tuvo que cambiar los gimnasios y terrenos de entrenamiento por ejercicios y rutinas en casa. Una situación, que hasta el momento, nunca se había dado. Con este escenario, el deporte femenino se ponía en el punto de mira. Después de año de auge y expansión le toca enfrentarse a una gran crisis sanitaria que va a conllevar numerosas consecuencias económicas. ¿Va a frenar esto la explosión del deporte femenino? ¿Volverá a ser el tema económico la sombra oscura que persiga a muchas deportistas y clubes?

Está claro que es un momento de incertidumbre y numerosas incógnitas. Justo en un año en el que el deporte femenino está en pleno auge, que numerosos deportes han conseguido patrocinadores y que cada vez se escuchaba más hablar de nuestras deportistas y ligas femeninas, se presenta un nuevo obstáculo. Con las ligas suspendidas, aún a la espera de una fecha de reanudación o de cancelación, y todos los campeonatos que estaban programados para toda la temporada aplazados, la duda está en el aire, ¿podrá el deporte femenino con todas las pérdidas que se avecinan por culpa del Coronavirus?

 

Los ERTEs, ¿la mejor medida?

Una de las primeras medidas que tomaron numerosos clubes y equipos, igual que en otros muchos sectores de nuestra sociedad, fue aplicar un ERTE. Equipos de fútbol como el Sevilla, de baloncesto como Mann-Filter y de balonmano como el Super Amara, fueron anunciando, a medida que iban pasando los días, la decisión de aplicar un ERTE a sus jugadoras. Pero, ¿era la mejor solución? Habrá quien esté a favor o en contra, pero estos acuerdos son sin duda un sustento para las profesionales del deporte femenino.

Relacionado con esto, estos días también se ponía de manifiesto en el mundo del fútbol la importancia de haber firmado el convenio colectivo de fútbol femenino hace unos meses, ¿hubiera sido diferente la situación para estas futbolistas de no haber firmado el acuerdo? La respuesta es sí. La profesionalización conseguida ofrece una garantía a las futbolistas, que van a poder cobrar del paro un porcentaje muy distinto al que recibirían antes del convenio.

Con esta pandemia el convenio se ha convertido en un colchón para los clubes, que da igual su tamaño, están sufriendo las consecuencias económicas del Covid-19. Los ERTEs, por su parte, han sido sin duda la manera de permitir a las profesionales del deporte seguir manteniéndose a pesar del parón deportivo. Había que plantarle frente a la situación e intentar salir adelante como fuese.

 

Imagen artículo:¿podrá el coronavirus con el deporte femenino?
Fotografía: Estadio Deportivo

 

Las idas y venidas de los Juegos Olímpicos

Una de las grandes incógnitas que se presentaba con la llegada del Coronavirus era qué pasaría con los Juegos Olímpicos. Durante semanas los cambios volvieron locos a deportistas y aficionados. Que si se cancelaban, que si se aplazaba, que si finalmente se iba a celebrar…cada día una nueva historia.

La primera reacción general: ¿Cómo se van a cancelar las Olimpiadas? La antorcha ya estaba encendida y no se cancelan unos JJ.OO. desde la Segunda Guerra Mundial, ¿estamos locos?, ¿y las pérdidas económicas? Pero parecía que el COI no estaba pensando en quien de verdad importa en una Olimpiadas: los deportistas. Todos los profesionales comenzaron a mostrar su desacuerdo con mantener Tokyo 2020, ya que veían injusta la desigualdad con la que iban a competir aquellos profesionales que no han podido mantener sus entrenamientos por culpa del Coronavirus. El mundo del deporte alzó la voz para solicitar este aplazamiento. Competir les iba a repercutir de manera más negativa que no hacerlo.

Numerosas deportistas de la delegación española comenzaron a hacer públicas sus críticas. Primero fue Mireia Belmonte, y a la nadadora le siguieron otras muchas como Carolina Marín y Jèssica Vall.

“La situación de los JJOO es complicada. Hay muchos países en Estado de alarma y uno de ellos es España. Ahora mismo creo que no estamos en igualdad de condiciones. Mi opinión personal es que se deberían posponer”, afirmó Carolina Marín en sus redes un par de días después del mensaje de Mireia Belmonte.

 

Finalmente, el COI acabó cediendo y aplazó los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 para el verano de 2021. Una decisión que las deportistas de nuestro país vieron acertada para evitar esa desigualdad que el Covid-19 había conseguido crear. Otro pulso de las deportistas españolas ganado al virus.

 

Incertidumbre sin fecha de caducidad

Aún no se sabe cuándo los eventos deportivos y competiciones se van a reanudar. Se habla de cancelaciones, de aplazamientos y suspensiones temporales, pero aún no se sabe con certeza cuando volverá todo a la normalidad. Hay varias opciones y cartas sobre la mesa, pero nada está decidido y la incertidumbre sigue gobernando.

El Coronavirus ya ha traído problemas, pero las consecuencias finales que puede suponer este virus en el deporte femenino son aún impredecibles. Lo que si está claro es que las deportistas no están dispuestas a tirar la toalla y que siguen luchando por sus derechos y la igualdad. El deporte femenino ha explotado, y no está dispuesto a mermarse ante ninguna situación, ni siquiera ante el Coronavirus. Ha costado llegar hasta aquí, y ahora que las han escuchado, no están dispuestas a retroceder. Nada puede con la expansión del deporte femenino.

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en las redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *