Jugadora de la Liga Endesa tira a canasta

Fotografía: Twitter @GKesb

Resumen jornada 19 Liga Endesa

La jornada 19 de la Liga Endesa deja algunos partidos muy igualados y ninguna sorpresa.

Parece que IDK Gipuzkoa tienen predestinado un final por la mínima. El partido estuvo igualado hasta que el Ciudad de La Laguna sorprendió con 5 minutos casi perfectos en defensa y ataque en el último cuarto. Que hizo que se llevarán el partido por la mínima (71-72).

Cadi la Seu llegaba en LF Endesa con cuatro derrotas consecutivas y por primera vez fuera de los puestos de playoff. Las catalanas comenzaron más intensas que Nissan Al-Qázeres, y se pusieron por delante con un parcial de 8-16 en los primeros minutos. Aun así las locales redujeron distancias hasta colocarse 51-52 al principio del último cuarto. Pero la remontada nunca se culminó y el Cadi La Seu jugó mejor los últimos minutos, acabando 68-74.

Que el Durán Maquinaria Ensino se encuentra en su mejor momento no parece sorprender a nadie a estas alturas de la temporada pero, pese a ello, el conjunto gallego logró firmó un partido muy bueno ante el RPK Araski. Culminando el choque sin dificultad alguna sumando la cuarta consecutiva (52-68).

Lointek Gernika y Valencia Basket se esmeraron en un gran partido de ambos equipos. Las vascas rompieron la igualdad antes del descanso, pero tras él, el Valencia volvió a equilibrarlo, hasta prácticamente el final donde un triple ganador decantaba la balanza y la victoria se quedaba en casa (91-89).

Perfumerías Avenida puso el punto y a parte a la competición doméstica antes del parón internacional con un sólido triunfo por el que comenzaron a trabajar duro ya desde el mismo salto inicial. Quesos El Pastor no pudo levantar cabeza en un choque en el que su situación clasificatoria y la entidad del rival pesaron cada vez con más fuerza (96-52).

Suma y sigue un Mann-Filter que acumula ya cuatro triunfos consecutivos, en esta ocasión, ante un Embutidos Pajariel Bembibre que no pudo aprovechar la inercia ganadora del pasado fin de semana. Y es que con un mal arranque ya fueron a remolque todo el partido (58-51).

Llegaba el Spar CityLift Girona a Logroño en una atípica situación con tres derrotas consecutivas en su casillero. Pero no se dejaron llevar ni por la presión ni por la ansiedad y trabajaron duro. Lo abultado del resultado final fue fruto de una labor de desgaste por parte de un equipo que tuvo que sobreponerse a un igualado comienzo. Pero poca historia tuvo ya una segunda parte en la que el cuadro visitante tiró de solvencia defensiva. De este modo, el último cuarto sirvió para rectificar una victoria que aportará tranquilidad antes del parón internacional (57-73).

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en las redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *