Seis grandes leyendas del deporte femenino andaluz

Diploma en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, distinguida con el Premio Andalucía de los Deportes y con un total de 72 medallas en campeonatos españoles, la nadadora paralímpica Marta Gómez es ejemplo de esfuerzo y constancia en el deporte andaluz. No es, sin embargo, la única, pues la Comunidad Autónoma cuenta con grandes ejemplos a seguir tanto a nivel de competiciones olímpicas, como en el panorama general.

Para ejemplos, una muestra. José Díaz García y José Manuel Rodríguez Huertas recogen en su libro 341 historias de grandeza: deportistas olímpicos y paralímpicos andaluces la biografía de 61 mujeres participantes en los Juegos Olímpicos y 20 en los paralímpicos.

Entre sus páginas se encuentran algunos de los nombres de las deportistas por las que os preguntábamos durante esta semana en nuestras historias de Instagram. Así, con motivo del día de Andalucía, conocemos mejor a seis grandes deportistas que se han convertido en auténticas leyendas del deporte femenino andaluz.

 

Mariola Rus Rufino, pionera del rugby español

Fotografía de Mariola Rus Rufino, entrenadora de las Cocodrilas / Rugby Sevilla

Mariola Rus ha sido jugadora de la primera selección femenina de rugby a XV en España; ha jugado en Europeos y Mundiales, viviendo la emoción de quedar quinta en uno de ellos; incluso ha formado su propio equipo femenino. En la actualidad es profesora de Educación Física, presidenta del club sevillano de rugby las ‘Cocodrilas’ y, desde 2018, vicepresidenta de la Federación Española de Rugby.

La sevillana nació en 1969 y se enganchó al rugby desde su primer entrenamiento, aunque no era este el primer deporte que realizaba. En un principio jugaba al baloncesto, llegando hasta la Liga Femenina 2 en el INEF de Madrid. Fue una compañera del equipo, al ver lo alta y fuerte que era, quien le animó a empezar a jugar al rugby.

De este deporte le gustó la camarería entre las jugadoras, el buen ambiente y su dinamismo como actividad. Por ello, junto con su compañera, montó un equipo propio en la universidad. Empezó compaginando baloncesto y rugby durante cuatro años, pero cuando comenzó a jugar con la Selección Española, los Europeos, los Mundiales… decidió dedicarse íntegramente al rugby.

Desde entonces su amor por esta disciplina no ha disminuido. Años después, cuando regresó a Sevilla, ante la ausencia de un equipo femenino, creó uno desde cero, junto con un profesor de educación física. Una plantilla femenina que se mantiene hasta la actualidad con innumerables logros: las famosas Cocodrilas.

 

Carmen Dolores Martín, icono del balonmano andaluz

Carmen Martín - Wikipedia, la enciclopedia libre
Carmen Martín, poseedora de más de un 90 % de efectividad en lanzamientos de penalti / Dacoucou

Proclamada como mejor jugadora del balonmano español, así como mejor extremo derecho del mundo, Carmen Martín es un icono tanto del balonmano andaluz, como del ámbito nacional. Nació un 29 de mayo de 1988 en Roquetas de Mar (Almería), localidad donde vivió hasta que decidió emigrar a otras zonas de España y Europa para mejorar en su disciplina.

La roquetera, alabada por su calidad técnica y su capacidad de anotar, comenzó a practicar balonmano con 7 años, junto con otras actividades extraescolares como el atletismo o las sevillanas. No obstante, pronto el balonmano se convertiría en su mayor afición y con 10 años se integró en su primer equipo, el Balonmano Club Roquetas. Este sería el inicio de una carrera llena de méritos para la jugadora zurda, entre los que se incluye una medalla en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

En 2005 debutó en el equipo nacional absoluto durante la Copa Croacia en Kostrena, con tan solo 17 años. Asimismo, junto con la Selección Española, la internacional lograría en 2012 la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres y la de plata en el Europeo de Macedonia (2008) y Croacia (2014), entre otros reconocimientos. 

Su trayectoria incluye varios equipos internacionales como el RK Krim Mercator de Liubliana (Eslovenia), por dos campañas (2012-2013 y 2013-2014), así como el club rumano CSM Bucaresti durante tres cursos (2014-2017), en el que permanece hasta día de hoy.

 

Marta María Gómez Battelli, nadadora con más de 72 medallas en su palmarés

Marta Gómez, nadadora paralímpica / Paralimpicos.es

Marta Gómez es considerada como la mejor representante de la natación adaptada andaluza, pues hasta ahora ha sido la única que ha participado en un subcampeonato mundial y un europeo. Nació el 22 de diciembre de 1990 en Sevilla, con cataratas congénitas, una deficiencia visual que nunca le ha impedido alcanzar sus metas.

La sevillana comenzó en la disciplina gracias a su madre, quien la inscribió en una escuela deportiva municipal como actividad extraescolar. No obstante, su amor por este deporte la llevó a progresar y en 2004 se incorporó oficialmente al Club Natación Sevilla (CNS). Sería en este club donde nacería su sueño de convertirse en nadadora paralímpica.

Compitiendo en clase 13 (la menor discapacidad visual), Marta es una nadadora polifacética, capaz de vencer en las competiciones con cualquier estilo. En su palmarés se encuentran 72 medallas ganadas en los campeonatos de España; seis medallas, dos platas y cuatro bronces, de varios Mundiales y Europeos; así como un Premio Andalucía de los Deportes (2016).

Ha acudido en dos ocasiones, además, a los Juegos Paralímpicos. En 2012, celebrados por ese entonces en Londres, ganó tres medallas de bronce en las tres pruebas realizadas (200 estilos, 100 libre y 100 braza); mientras que en los Juegos de Río de Janeiro (2016) obtuvo el 8.º mejor tiempo en los 400 libre (4:52.36).

Después de esta última participación paralímpica, Marta decidió retirarse temporalmente de la natación para enfocarse en su empleo como trabajadora social en Madrid. Sin embargo, tras el nacimiento de su hija, la sevillana decidió retirarse definitivamente del mundo deportivo y retornar a su ciudad natal, donde reside actualmente.

 

María del Carmen Herrera Gómez, triple campeona paralímpica

Carmen Herrera, oro en los Juegos Olímpicos de Londres (2012)

Conocida como la Valkiria del Sur, por el rubio de su cabello y la actividad de su deporte, Carmen Herrera es la mejor yudoca del deporte adaptado en el ámbito nacional. Nació el 26 de septiembre de 1974 en un hospital de Málaga, ante la falta de uno en su pueblo, Alhaurín de la Torre. 

La malagueña nació con albinismo, una condición genética que limita su agudeza visual. Compite, por ello, en la categoría B3 para judo adaptado. Aunque esta condición nunca le ha impedido continuar sus objetivos. 

Durante su infancia y adolescencia, su familia no le permitió practicar ningún deporte reglado. Tendría que esperar hasta los 20 años, cuando ya estaba afiliada a la ONCE, para compaginar durante algo más de un año atletismo y judo.

Esta última actividad la había conocido en un taller de iniciación en Málaga. Lo que empezó como curiosidad, se convirtió en su destino profesional, “porque supone un reto con un rival pero también contigo misma”.

Su primera competición oficial fue la Copa ONCE de 1995. Unos meses más tarde compitió por primera vez en el extranjero, disputando en 1996 el Torneo International Handisport, en Marly-la-Ville (Francia). A raíz de esta competición, fue incluida en el grupo de trabajo ubicado en Madrid, donde el equipo nacional se preparaba para los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Ello le motivó a continuar en su disciplina, además de empezar a luchar por asistir a los Juegos Paralímpicos. “Me propuse que algún día yo sería uno de ellos”.

Con un increíble palmarés a sus espaldas, la andaluza es triple campeona paralímpica del peso medio de judo en Atenas (2004), Pekín (2008) y Londres (2012,); ostenta dos cetros universales en los Juegos de la IBSA, y tres títulos continentales. Asimismo, fue galardonada con la Medalla de Andalucía (2008) y el Premio Andalucía de los Deportes en 2004, 2007 y 2008.

Cercana a los 40 años, Carmen decidió en 2016 retirarse de las competiciones debido a las cada vez más asiduas lesiones. Sin embargo, más de tres años después, la yudoca anunció que quería acudir a los Juegos de Tokio. Regresaba así a las competiciones en 2019.

 

Lidia Redondo Ruiz de Arévalo, consagrada a la gimnasia 

Lidia Redondo (gimnasta) - Wikipedia, la enciclopedia libre
Lidia como miembro del conjunto español en una exhibición en el Campeonato de España de Conjuntos en Granada (2013) / Joan

Lidia Redondo es un claro ejemplo de esfuerzo y dedicación. Cuarta en los Juegos Olímpicos con el conjunto español y bronce en la general del Mundial de Stuttgart (2015), la gimnasta granadina posee un extenso y brillante palmarés con siete participaciones en grandes campeonatos (4 mundiales, 2 europeos y unos Juegos Europeos), entre otros logros.

La andaluza nació el 7 de marzo de 1992 en Granada, ciudad donde comenzó a practicar gimnasia rítmica como actividad extraescolar a los 5 años. Debido a su potencial, pronto comenzó a entrenar en el Club Granada Gimnasia Rítmica. Con esfuerzo y dedicación progresó en ámbitos cada vez más complejos. Así, en 2001 se presentó al Campeonato de España, torneo que le permitió ingresar en el programa de talentos de la rítmica andaluza.

En 2004 ganaba la medalla de oro en manos libres, así como la de plata en el concurso general individual y en el ejercicio de pelota en el Campeonato de España de Clubes y Autonomías celebrado en Leganés. Allí, las entrenadoras nacionales Anna Baranova y Nina Vitrichenko, decidieron seleccionarla para el equipo nacional júnior.

Entre sus múltiples reconocimientos, se encuentra la medalla de plata en general, mazas y cinta, del Grand Prix de Thiais (Francia) de 2009. Competición que supuso su inicio en la élite mundial de la gimnasia rítmica. Una trayectoria donde se labró un palmarés exquisito, pero donde vivió también grandes dificultades.

A partir de 2013 empezó a tener dolencias en el tobillo izquierdo. Asimismo, una importante sobrecarga en el pie derecho le impidió acudir al Campeonato del Mundo de Kiev. Ante estos hechos, la granadina anunció su retirada de la gimnasia para centrarse en sus estudios de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Una decisión que mantuvo después de someterse a una operación por su inestabilidad crónica en el pie izquierdo.

No obstante, tiempo después la andaluza recuperaba las ganas de continuar en la disciplina. Por ello, volvió a entrenar con el conjunto nacional en 2015, equipo con el que podría acudir a los Juegos Olímpicos de 2016. Lidia consiguió en poco tiempo recuperarse, ganado incluso varias medallas en la Copa del Mundo. Pero un nuevo problema físico, esta vez en el tobillo derecho, impidió a la andaluza acudir a los Juegos y supuso su retirada definitiva.  

Una vez finalizado su grado en CAFD, la granadina ha ampliado su formación cursando un doble máster en Dirección y Administración de Empresas, especializándose en gestión de campos de golf. Además, en la actualidad, es entrenadora nacional y jueza nacional e internacional.

 

Mercedes Chilla López,  récord en lanzamiento de jabalina

atletismo y algo más: 8822. Mercedes Chilla López, ganó la jabalina en la reunión Mohammed VI de Rabat con un lanzamiento de 63,77
Mercedes Chilla, lanzamiento de jabalina en la reunión Mohammed VI de Rabat / Francesc Adelantado

Actual plusmarquista nacional del lanzamiento de jabalina, Mercedes Chilla nació en Jerez de la Frontera el 19 de enero de 1980. La atleta ha sido diez veces campeona de España y ha representado al país en dos Juegos Olímpicos, Atenas 2004 y Pekín 2008, y en varios Campeonatos del Mundo.

Después de probar varios deportes como el balonmano o el baloncesto y tras centrarse durante varios años en el atletismo, Mercedes apostó por el lanzamiento de jabalina. Una decisión acertada, como demuestra su proclamación como campeona de España cadete en 1996 o su 10.º puesto como internacional en el Campeonato de Europa júnior de 1999, en Riga (Letonia).

Ejemplo de constancia, en el 2000 batió por primera vez el récord de España en la disciplina, con un lanzamiento de 57,91 metros durante el Campeonato de España Universitario. Asimismo, destaca su extenso palmarés con 10 títulos de campeona de España (2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011 y 2014), junto con la participación en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, con tan solo 24 años.

Entre 2008 y 2010 distintas lesiones dificultaron su carrera internacional, anunciando su retirada definitiva en 2016. No obstante, Mercedes reconsideró su decisión y en 2018 retomó las competiciones; logrando en 2019 su 17ª medalla en los Campeonatos de España de Atletismo (bronce). En la actualidad, mientras considera su futuro en el mundo deportivo, trabaja en su propia empresa de CrossFit.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en las redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *